Alianzarompiendo

Tendencias y consejos financieros

¿Prestar dinero a amigos o familia?

prestar dinero amigos

¿Prestar dinero a amigos o familia?

Prestar dinero a familia y amigos puede ser un gesto de buena voluntad cuando alguien que conoces está en una situación financiera difícil,. Puede ser problemático si tus esfuerzos por ayudar conducen a desacuerdos o si experimentas problemas financieros como resultado. Si un amigo o un familiar se te acerca para pedir un préstamo, ten en cuenta lo que debes y no debes hacer:

Préstamos para amigos y familiares: ¿Cuándo tienen sentido?

Hay ciertas situaciones en las que un amigo o familiar puede dirigirse a ti para pedirte un préstamo. Por ejemplo, pueden pedirte un préstamo si necesitan dinero rápidamente para cubrir un gasto de emergencia, carecen de un historial crediticio suficiente para obtener un préstamo personal, una línea de crédito o no cumplen con los requisitos de ingresos para un préstamo tradicional debido a una enfermedad o a la pérdida del empleo.

prestar dinero amigos

Por ejemplo, si prestar dinero a alguien supone una carga para tus propias finanzas y dificulta el pago de tus facturas, probablemente no sea la mejor opción. Por otro lado, si tienes un fondo de emergencia considerable, pocas o ninguna deuda y recibes un sueldo fijo, hacer un préstamo puede no ser tan difícil de gestionar. Si cuentas con una tarjeta de crédito te será más sencillo realizar el préstamo y financiarlo con tu crédito, así el préstamo se irá pagando mensualmente por el prestatario y tu solo tendrás que poner tu crédito.

Aparte de las implicaciones financieras, también es importante pensar en la probabilidad de recuperar el dinero. Si el amigo o familiar que te pide un préstamo es responsable a la hora de pagar sus facturas y atraviesa una crisis financiera puntual, que te devuelvan el dinero puede no ser un problema. Si, por el contrario, se dirige a ti alguien con un historial de irresponsabilidad financiera, podrías correr un mayor riesgo al prestarle dinero.

Lo que hay que hacer para prestar a amigos y a la familia

Prestar dinero sólo a personas de confianza

prestar dinero familiar

Si prestas dinero con la expectativa de que te lo devuelvan, es importante que seas selectivo sobre a quién le ofreces un préstamo. Limitar los préstamos a amigos o familiares en los que confías para que devuelvan lo que deben puede ayudarte a evitar dolores de cabeza financieros y emocionales más adelante.  Si no te sientes cómodo prestando dinero a alguien, no pasa nada por decirlo. Es posible que recibas algún rechazo, pero es importante que sólo prestes dinero cuando estés seguro de que no hará que la relación se deteriore.

Limitar los préstamos a lo que te puedes permitir

Hacer un préstamo grande para ayudar a alguien es una mala idea si pone en aprietos tus propias finanzas. A la hora de decidir cuánto prestar a alguien, una buena manera de enmarcarlo es pensar en el dinero como un regalo. En otras palabras, ¿Cuánto dinero podrías perder sin que te perjudique financieramente?

Eso no significa que asumas que no te van a devolver el dinero. Por el contrario, te ayuda a establecer unos límites realistas para prestar dinero a tus amigos y familiares, para que no acabes necesitando un préstamo más adelante.

Ponerlo por escrito

prestar dinero

Cuando hagas un préstamo a tus amigos o familiares, tener un rastro de papel puede ayudarte a evitar malentendidos. Redactar un contrato de préstamo que tú y el prestatario acuerden y firmen, deja claro cuáles son sus responsabilidades, si incluirán intereses y te da motivos para recurrir legalmente si acabas necesitando demandarles más tarde para recuperar tu dinero. En el caso de préstamos de mayor cantidad, puede ser conveniente que un abogado redacte un contrato para ti. También es conveniente que hables con un profesional de la fiscalidad si piensas cobrar intereses por el préstamo.


Noticias relevantes sobre crédito y finanzas: Cómo comprar un Volkswagen en línea