Alianzarompiendo

Tendencias y consejos financieros

¿Cómo invertir en un negocio?

junta de negocio

¿Cómo invertir en un negocio?

Invertir en algún negocio en las primeras fases del desarrollo representa una excelente oportunidad para aumentar tu patrimonio, especialmente si se compara con estrategias de inversión más convencionales. Aunque es menos común, invertir en una pequeña empresa puede generar rendimientos varias veces superiores a los de las empresas que cotizan en bolsa.

Si quiere crear activos estratégicos a largo plazo en tu cartera, el crecimiento y el fomento de las pequeñas empresas debería ser una de tus prioridades clave. Desglosaré los distintos tipos de inversiones empresariales y cómo puedes empezar a crear dinero y aumentar los ingresos.

¿Cómo funciona la inversión en una empresa?

cierre de negocio

Independientemente de si una empresa es una nueva etapa o una gran multinacional, se aplican las mismas reglas básicas. La inversión en un negocio se realiza tomando una posición de deuda o de capital en una empresa. Si bien es cierto que ambas pueden ofrecer rendimientos prometedores, hay diferencias cruciales que vale la pena señalar.

Inversiones de capital

Las inversiones de capital son una forma de comprar en una empresa mediante la adquisición de acciones de la misma. La compra de una participación en el capital de una empresa te da derecho a una parte de los ingresos o activos que genera la empresa. Las principales bolsas de valores, son mercados donde se compran y venden acciones ordinarias. Esta forma de acciones es el instrumento de renta variable más popular y suele ser a lo que se refiere la gente cuando dice que invierte en acciones.

Sin embargo, hay otras formas de invertir en acciones que no son a través de las bolsas nacionales. Aunque las bolsas pueden ayudarte a invertir en grandes empresas multinacionales, muchos inversores encuentran el éxito invirtiendo en empresas locales o en nuevas empresas.

trato de negocio

Instrumentos de deuda

A diferencia de las inversiones en acciones, la inversión en una empresa a través de la financiación de la deuda no da derecho a una parte de los beneficios de la empresa a lo largo del tiempo. En cambio, prestar dinero a una empresa te da derecho a pagos regulares con intereses hasta que se devuelva el préstamo.

Este es un método de menor riesgo para invertir en una pequeña empresa. Como los instrumentos de deuda experimentan menos volatilidad en el mercado, su valor tiende a ser menos errático con el tiempo. Los bonos y las inversiones hipotecarias son formas de instrumentos de deuda. Estas formas de inversión se reembolsan a un tipo de interés predeterminado.

Cómo invertir en un pequeño negocio

Si deseas invertir en una empresa, ya sea mediante deuda o capital, hay muchos pasos que debes seguir para reducir el riesgo y mejorar las probabilidades de generar rendimientos positivos.

1. Busca ofertas

acuerdos de negocio

Si quiere invertir en pequeños negocios, lo primero que debes hacer es encontrar oportunidades de inversión empresarial, es decir, empresas que buscan financiación. Ten en cuenta que no todas las empresas buscan inversores. Puede que no estén preparadas para ceder la propiedad, o que estén totalmente prorrogadas y no puedan hacer pagos adicionales del préstamo.

Así mismo, evalúa el capital que tengas para invertir. Algunas veces puedes ofrecer tu préstamo a través de una tarjeta de crédito que te ofrezca el capital necesario, esto puede traerte muchos beneficios porque la inversión será totalmente tuya pero la irás pagando a la par que vas recuperando lo invertido, después de pagar tu tarjeta y recuperar la inversión empezarás a ver las ganancias.

2. Reúnete con los directores de la empresa

Una vez que hayas encontrado una oportunidad, es importante que te reúnas con la dirección de la empresa. Esta es una excelente oportunidad para ver lo que esperan conseguir y los usos que pretenden dar a la financiación.

Es una oportunidad para conocer el negocio en el que puede invertir y el carácter de los directivos de la empresa. Estas personas son tus socios potenciales, y esta es tu oportunidad de decidir si son el tipo de personas con las que quieres hacer negocios.

cerrando un negocio

3. Realiza la debida diligencia

El siguiente paso a la hora de invertir en una pequeña empresa es examinar de cerca el negocio, así como sus finanzas y su posible viabilidad. Esto puede significar la revisión de los libros, el examen de los préstamos pendientes o la revisión de un estudio de mercado para el producto o servicio que la empresa vende. Puedes considerar la posibilidad de comprobar los antecedentes o el crédito de los dirigentes de la empresa o de otros propietarios.

4. Negocia las condiciones

Una vez que hayas realizado una revisión exhaustiva de la empresa, tendrás que elaborar una hoja de condiciones o un modelo de acuerdo de financiamiento si quieres ofrecer dinero a la empresa. Cuando hayas elaborado un esquema detallado de lo que estás dispuesto a ofrecer, deberás revisarlo con los directivos de la empresa. Ya que te pongas de acuerdo en las líneas generales, podrás trabajar en los puntos detallados.

firma de negocio

5. Cierra el trato

Una vez que hayas llegado a un acuerdo con los directivos de la empresa, tendrás que cerrar el pacto de financiamiento para finalizar tu inversión en el negocio. Es entonces cuando firmarás los acuerdos y aportarás el capital que prometiste ofrecer. A su vez, recibirás acciones de la empresa o un contrato firmado en el que se reflejen las condiciones de tu préstamo y se indique cómo y cuándo se devolverá.

Si crees que invertir en una pequeña empresa suena tentador, lo primero que debes hacer es evaluar la situación y el capital con el que cuentas para invertir dentro de un negocio ya establecido, así delimitarás las oportunidades que tienes.


Noticias relevantes sobre crédito y finanzas: Cómo comprar un Volkswagen en línea